DESYERBANDO: Prioridades


Nuestros fines de semana son relajados. Los sábados, mientras mi marido juega golf, yo me dedico al jardín, a escribir, coser, cocinar o leer (y a veces a ponerme al día con llamadas a amistades y familia). Casi nunca falta una salida al cine y a cenar. Uno que otro domingo nos vamos a la playa a caminar con Smoky tempranito en la mañana, antes de que empiece la algarabía local, pero por lo regular, los domingos son días de asueto, sin agenda, ni planes definidos. Nada de correos electrónicos, comunidades virtuales, blogs, páginas de web, llamadas al Oriente o crisis que envuelvan mercancía demorada, incompleta o atascada en aduana. De manera que la llegada del lunes es en tren supersónico y muchas veces sin freno.
Este lunes en particular estoy a veinticuatro horas de la inminente llegada de mis padres a Cozumel. Mi lista de diligencias por hacer y proyectos por completar es del largo de la gran Muralla China y las manecillas del reloj parecen haberse ajustado a la velocidad de la luz.
Tengo tiempo para todo y para todo tengo tiempo, repito entre dientes, tratando de mantener la calma mientras subo y bajo escaleras cargando toallas, sábanas, jabón, shampoo, rasuradoras desechables, lociones y espuma de afeitar.
Tengo tiempo para todo y para todo tengo tiempo y me desplazo de una habitación a otra, acomodando floreros, servilleteros, libros y velas; conecto la nevera, me aseguro que las llaves de paso estén abiertas, que los abanicos y el aire acondicionado estén funcionando, que las lámparas tengan bombillas frescas. Listo, próximo ítem en la lista…
Darling, que vamos a desayunar, pregunta mi marido. ¡¿Desayunar?! Clavando los ojos en mi lista comprendo que ese detalle que no figura en mis prioridades, es primordial para él. Podría decirle que se vaya a desayunar solo y yo seguir con lo mío. Capturando mi vacilación, mi marido comenta, ¿como vamos a hacer todo lo que tenemos que hacer sin energía? Además, añade con tono inocente, es mejor que comas antes de que te pongas de mal humor, sus ojos azul pícaro invitando a los míos a participar en su danza socarrona.
Tiene razón. Lo que pasa es que a veces, (solo a veces :)), me molesta que piense que sus prioridades son mas importantes que las mías. Pero, ¿qué me hacer pensar a mí que las mías son más importantes que las de él?
Nos pasa a todos, y a muchos más de una vez, en un solo día. Toma por ejemplo la urgencia de ese cliente o amigo que te ha llamado cinco veces en dos horas para preguntarte algo a lo que le dijiste desde la primera vez que tan pronto obtuvieras la respuesta, le avisarías. O el compañero que interrumpe tu quehacer para pedirte un consejo u opinión sobre algo en lo que no quieres pensar en este momento.
Las prioridades son relativas y subjetivas. Para el que tiene la urgencia, su urgencia es lo más importante en ese momento, pero para la persona que está del otro lado, la perspectiva es muy diferente. Algo que nos puede ayudar a mantener una perspectiva clara, es iniciar la lista con la prioridad de mantener una actitud flexible, con la intención de fluir con el momento.
Muchas veces, el solo esfuerzo de ignorar una interrupción nos saca de nuestra concentración, de manera que no resolvemos lo nuestro, ni lo de los demás. El ser flexibles nos abre a ideas y posibilidades que no habíamos considerado.
Ese lunes mi marido me invitó a desayunar en uno de nuestros restaurantes favoritos en el centro. Una vez allí, me dijo cuando sugirió el lugar, ya estamos en camino para hacer las diligencias… dejándome la tarde libre para hacer lo que me faltaba en casa.
Como por magia, el reloj volvió a su paso normal, nuestras dos listas de prioridades se fundieron en una, disfrutamos de un desayuno exquisito y resolvimos todo lo que teníamos pendiente. Todo en un espíritu de cooperación y cariño que contribuyó a que nuestras tareas fueran placenteras y llevaderas.
Cultiva flexibilidad –haz de ésta el elemento número uno en tu lista de prioridades. Te aseguro que siempre tendrás tiempo para todo y para todo tendrás tiempo.
©2010 MYRNA CLEGHORN / ALL RIGHTS RESERVED

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: